Estamos medianamente satisfechas del trabajo realizado en el Ayuntamiento de Bilbao por las personas vulnerables

El grupo municipal Ganemos Goazen (GGB) se ha mostrado “medianamente satisfecho” del trabajo realizado durante estos cuatro años en el Ayuntamiento de Bilbao en defensa de las personas “más vulnerables de la villa”, si bien ha reprobado la negativa del Gobierno local PNV-PSE a “mejorar la democracia interna y la transparencia municipal”.

El portavoz municipal de Ganemos, Francisco Samir Lahdou, y la concejala Conchi García han realizado este martes balance del mandato que ahora finaliza y sobre el que han destacado las 118 proposiciones propias y 22 conjuntas con otros partidos que han defendido en los diferentes plenos ordinarios.

Del total de mociones propias, según han detallado, el Gobierno local “apenas” les ha respaldado un 17%, mientras que han transado 31 y han rechazado 67, “más del 50%, lo que evidencia cómo este equipo de Gobierno nos ha pasado el rodillo”, ha criticado Lahdou.

A pesar de ello, el portavoz de GGB se ha mostrado “medianamente satisfecho” con la labor desarrollada en estos cuatro años. “A pesar de que solo somos dos personas y de que somos también el grupo más pequeño en el Ayuntamiento, creemos que hemos dado pelea y, desde la honestidad, hemos intentado defender los intereses de las personas más vulnerables y de los barrios olvidados por el Gobierno municipal”, ha apuntado.

Iniciativas aprobadas

Entre sus logros, ha destacado que el Ayuntamiento llegue a acuerdos con las empresas de luz y gas antes de cortar el suministro por impago a personas en dificultades; la aprobación de la Ordenanza de Igualdad; la concesión de ayudas para aprender euskera, bonificaciones fiscales a familias monomarentales; la paulatina electrificación de la flota de Bilbobus; el servicio puerta a puerta de los taxis; la futura regulación para instalar azoteas verdes en nuestra ciudad; la lucha contra la trata de personas y la prostitución, así como la ampliación horaria a 24 horas de todos los elementos mecánicos de la villa.

En cuanto a las propuestas rechazadas, la concejala Conchi García ha apuntado la negativa del ejecutivo local a aplicar una moratoria constructiva frente al “exceso” de edificar 14.000 nuevos pisos en Bilbao; el rechazo a incrementar las ayudas para dotar de mayor accesibilidad y movilidad tanto a los barrios altos como a las viviendas que se encuentran en esas zonas; que no se ponga en marcha una empresa comercializadora eléctrica municipal, así como que tampoco el Ayuntamiento gestione de forma directa servicios de interés público como Bilbobus, Ayuda a Domicilio, 010 o recaudación ejecutiva.

“Entendemos, pero no compartimos que, con su mayoría absoluta gracias al Partido Socialista, el PNV se comporte en muchas ocasiones como un cacique y aplique el martillo pilón para evitar que salgan adelante propuestas progresistas y sociales de los grupos de la oposición”, ha reprochado Lahdou.

En ese sentido, ha reprobado el “elitismo” del equipo de Gobierno a la hora de apoyar la educación universitaria privada frente a la pública o el “mantenimiento de privilegios de Iglesia y grandes empresas”, así como su “empecinamiento en seguir embelleciento el centro mientras niega mejoras en los barrios altos”.

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on print
Share on email