En Bilbao persiste la polarización entre centro y barrios altos

El portavoz municipal de Ganemos Goazen Bilbao (GGB), Francisco Samir Lahdou, ha advertido de que en la villa persiste una “peligrosa polarización” entre el centro y los barrios altos que “se ha visto agravada con las políticas municipales desarrolladas por el equipo de Gobierno PNV-PSE”.

Según ha explicado, el Ejecutivo de Aburto, “en lugar de priorizar la rehabilitación de la periferia y aumentar las ayudas sociales, ha centrado sus esfuerzos en seguir embelleciendo el centro, crear un Manhattan en Zorrozaurre y apostar por proyectos faraónicos como la estación de Termibús o el soterramiento del AVE en Abando”.

Ha precisado que Bilbao alberga diez de los 88 barrios más pobres de las capitales vascas: Bolueta, Zabala, Arangoiti-Arabella, Bilbao La Vieja, Altamira, San Francisco, Otxarkoaga, Uretamendi e Iturrigorri-Peñascal.

Se trata, según ha destacado, de zonas con unos niveles de pobreza elevados y, por consiguiente, con una corta esperanza de vida, recordando un estudio reciente que apuntaba que en Otxarkoaga se vive seis años menos que en Indautxu.

En ese sentido, ha acusado al alcalde de “desperdiciar tres de los cuatro años de su primer mandato para virar su presupuesto, su objetivo y su mirada hacia los barrios altos a fin de disminuir la brecha social, económica y urbanística existente”.

De cara a 2019, Lahdou prevé que Aburto “se pondrá en modo electoral y pertrechado con su cuaderno rojo irá de distrito en distrito haciendo como que le importa solventar a la carrera lo que no ha hecho en los años anteriores: pavimentar calles maltrechas, inaugurar ascensores y colocar barandillas allí donde no volverá a arrimarse en otros cuatro años más”.

Iniciativas de Goazen aprobadas

A pesar de este “mandato de la marmota”, el portavoz de Ganemos Goazen Bilbao ha querido poner en valor que de las 29 propuestas que su grupo ha defendido en Pleno en 2018 , el equipo de Gobierno ha tenido que asumir o transar 12. Entre ellas, subvencionar el aprendizaje de euskera a personas con ingresos inferiores a la RGI; la inclusión en la Ordenanza del Taxi del servicio puerta a puerta; la sustitución paulatina de la flota de Bilbobus por vehículos eléctricos, híbridos y de combustibles no fósiles; la promoción de placas solares en fachadas, tejados, así como de dispositivos fotovoltaicos en parques donde sea factible su integración, así como la realización de campañas de concienciación entre los comercios para desechar los envoltorios plásticos en alimentos frescos o la instalación de contenedores adaptados a invidentes y personas con movilidad reducida.

En el “debe” del equipo de Gobierno, Lahdou ha reprochado su negativa a elaborar una Ordenanza de Transparencia y Buena Praxis para blindar al Ayuntamiento de casos de corrupción; su rechazo a retirar el título de Ilustre de Bilbao a quien haya sido condenado por sentencia judicial; su falta de apoyo a la enseñanza pública universitaria; el no elaborar un plan global de peatonalización para toda la villa; su oposición a mediar en el conflicto de la OTA o en el de las limpiadoras de hotel, así como su postura contraria a pedirle a Diputación que modificase los protocolos de atención a menores para garantizar su asistencia social y formación.

El edil de Goazen también ha recordado que de las seis proposiciones conjuntas defendidas con EH Bildu y Udalberri, solo han salido adelante dos y que, entre las rechazadas, se encontraban tres con la misma filosofía relativas a que el Gobierno local publicitase las entradas a eventos que “regala con total discrecionalidad a ciertas empresas y amistades de partido a costa del bolsillo de toda la ciudadanía”.

Lahdou ha apuntado que durante los próximos cuatro meses que restan de mandato, su grupo seguirá planteando iniciativas para “paliar las desigualdades entre barrios, rescatar a la ciudadanía y que Bilbao se convierta en una capital paradigma de equilibrio y convivencia”.

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on print
Share on email